Menu

Etiqueta: aprende

Aprende A Limpiar Tus Persianas De Aluminio

Por su durabilidad y diseño, las persianas de aluminio son una de las más utilizadas para acompañar el diseño de interiores. También, por su resistencia, sirven para  ser colocadas en el exterior, lo cual les hace ensuciarse con mayor facilidad, debido al polvo, el agua y la intrusión de telarañas.

Cuando se trata de limpiar una persiana de aluminio, lo mejor es ser precavidos para evitar dañarlas tanto en sus láminas como en su mecanismo interno. Aspectos como el uso de productos removedores de suciedad deben elegirse con cuidado, al igual que el modo en que se realizará todo el proceso.

Si aún no sabes cuál es la manera adecuada de limpiar tus persianas de aluminio, te mostraremos un paso a paso para que aprendas.

1.     Elige los materiales

Los materiales más utilizados para limpiar persianas de aluminio incluyen: un cepillo, un poco de agua, jabón neutro que no resulte tan abrasivo, un cubo y un paño.

Otro instrumento que podría ayudarte es una aspiradora. Esta suele suplantar el uso del cepillo y, en muchos casos, funciona adecuadamente para remover el polvo.

2.     Eliminación de polvo y telaraña

Las persianas de aluminio suelen ensuciarse en su mayor parte por polvo y telarañas. Por ello, el primer paso para su limpieza es eliminar todos los residuos que se encuentren en sus láminas y en cada una de sus partes externas.

El cepillo o la aspiradora servirán para llevar a cabo este paso. En ocasiones suelen utilizarse ambos materiales, ya que el aluminio no permite mover de manera fácil las hojas y es necesario llegar a lugares muy escondidos.

3.     Remover sucio adherido

Existe cierto nivel de suciedad que se adhiere a las persianas de aluminio que debe eliminarse utilizando algún tipo de jabón. Por lo general, este sucio es producto de humedades o derramamiento de algún líquido.

Para eliminarlo solo debes verter el agua en el cubo o un lugar en el que quepa la persiana de aluminio. Luego se agrega el jabón y se deja remojar por 10 minutos. Al sacarlos, se frota con el paño para eliminar la suciedad.

4.     Dejar secar

Puedes utilizar otro paño seco para eliminar la humedad. Sin embargo, otra alternativa es instalar nuevamente la persiana de aluminio y abrirla para que el sol elimine todo rastro de agua.

Como ves, se trata de un proceso sencillo. Si deseas realizar alguna reparación o asesoría para instalar tu persiana de aluminio, no dudes en llamarnos.